Ligallo Fondo Norte  --  Ultras Real Zaragoza 1986
2008-10-01 Buenas tardes camaradas del color blanquiazul

 

Buenas tardes camaradas del color blanquiazul!

 

 

 

Juntos en un fondo..miembros de una peña…vamos animando..al escudo del león…Con esta cancioncilla inspirada en una melodía de Misa que surgió de la garganta de uno de nuestros ilustres miembros hace ya unos años, comienzo estas líneas cargadas de esperanza y al mismo tiempo por qué no decirlo de ansias de recuperar lo perdido.

 

Y para ello el Ligallo tendrá que seguir siendo el Ligallo. Por un lado ser ese foco incorformista que no se acalla porque le metan un caramelo en la boca como los peñistas, que se manifiesta en contra de lo que considera justo no para sus intereses sino para los de los colores que defiende y por los colores por los que existe sin importar ser los disidentes de la afición o perder “amistades de conveniencia” por no pasar por el aro y ser un aliado conformista y silencioso para los desatinos de la directiva. Estoy de acuerdo en seguir esa filosofía que estos años hemos cimentado. Eso sí, debemos hacerlo con una coherencia y con ciertas formas, porque lo cortes no quita lo valiente. Yo creo que hasta ahora en eso no vamos mal pero aún hay que mejorar. No podemos cantar por ejemplo durante 2 minutos una canción que resulte incongruente. Si estamos diciendo lo de “Pasan los años…pasan los jugadores” y “los mercenarios se tienen que acabar”, no podemos animar acto seguido a un delantero que haya marcado un gol, lo cual es su obligación. Animar al equipo SI, siempre, pero a mi modo de ver pasando totalmente de los jugadores..a no ser que alguno se lo gane de una forma muy, muy manifiesta tanto dentro del campo como fuera de él.

 

 
Al mismo tiempo también tenemos que hacer prevalecer como digo el apoyo a nuestros colores porque es por lo que todos empezamos a venir a éste fondo. Y es lo que hemos ido aprendiendo de unos a otros a lo largo de los años, las temporadas, los desplazamientos, las victorias, las derrotas, los títulos y los descensos

 

Al contrario que muchas opiniones no sólo del entorno zaragocista sino del fútbol nacional no opino eso de: “Somos un equipo de Primera que accidentalmente está en Segunda”. Qué cojones!. Eso es una frase chorra y prepotente. El primer paso es asumir que somos un equipo de Segunda División, porque como tantos otros equipos cada año, con sus resultados se ha ganado un hueco en la planta subsuelo. Y no hay más. Que tenemos historia y presupuesto, afición y bla bla bla.. Pues sí. ¿Y qué?. Aún mas delito tiene la cosa en ese caso. Pero ser somos de Segunda División hasta que por méritos alcanzados se llegue a demostrar lo contrario. Cosa que aún está por ver y meta que no nos va a regalar nadie durante un largo camino que estamos empezando a recorrer y que no nos engañemos…si por plantilla es, resultaba mucho más sencillo no bajar el año pasado que tener que ascender este. Y es que partirse el cobre por muchos y complicados campos de Segunda va a ser harto complicado. Aún así todos tenemos muchas esperanzas de volver y hacerlo a la primera, haciéndonos un hueco en ese podium que tiene la misma medalla para todos. Un podium que nos daría pasaporte hacia la tierra prometida de los elegidos. Pero no pensemos en lo que pasará en Junio, pensemos en disfrutar del presente aunque sea duro pero también la Segunda tiene su miga y su aliciente sobre todo para los viajeros que todavía os podéis permitir escapadas por lugares recónditos de la geografía española. Vivámoslo!

 

Podemos dar un repaso a las bajas y altas en la plantilla. Yo destacaría lo mal vendido del caso de Sergio García. Un jugador que tendría hueco en cualquiera de los grandes y que se vende por 8 millones de euros siendo un auténtico chollo para un Betis que se estará frotando las manos. Sin embargo nosotros no sabemos conseguir una opción de compra para la cesión de Caffa. Está claro que el mercado este verano no ha sido el de otros años y que ha estado más complicado, eso también hay que contemplarlo.

 

 

Por otro lado está el tema del cambio de escudo. Para algunos ha sido un arma que está utilizando el club para desviar la atención de la verdadera problemática que vive el club en lo deportivo. En cualquier caso tenemos que seguir mostrando nuestro frontal rechazo, no ya al escudo en sí sino a la forma en la que los dirigentes lo han cambiado sin contar con nadie e ignorando completamente la opinión de la masa social zaragocista. Esto ha sido una auténtica vergüenza y de no corregirse será mas vergüenza todavía.

 

 

Por lo demás, aunque fallé el día de la Real Sociedad, nos seguiremos viendo por la grada una temporada más.

 

 

 

Saludos                                                                                       Josan